Informando de PRL


El ruido no educa

Posted in Higiene por informandodeprl en enero 25, 2008

Los más pequeños son encantadores pero en grupo son muy ruidosos. Un estudio realizado en Quebec por el Instituto Robert-Sauvé de Salud y Seguridad en el Trabajo propone atenuar el ruido en la escuela infantil. La propuesta es instalar en las aulas materiales que reducen el tiempo de reverberación. Una solución sencilla y barata.

La enseñanza no suele ser considerada una actividad de riesgo en cuanto a los niveles de ruido, sin embargo, un estudio del ruido en los centros preescolares citado por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud detectó niveles superiores a 85 decibelios (dBA) en las aulas de infantil. Una exposición diaria a estos niveles de ruido podría provocar, según investigaciones realizadas en EE.U, que entre el 20 y el 30 por ciento de los trabajadores expuestos a esta cantidad de ruido presenten un déficit auditivo a los 50 años. Por otra parte, la literatura médica ha establecido que los efectos no-auditivos del ruido como el estrés y la fatiga pueden aparecer a partir de los 65 dBA.

En realidad, no disponemos de mediciones en las aulas de infantil de los centros españoles, pero, tras el estudio realizado por la Agencia Europea, es muy probable que se esté superando el nivel de ruido de 80 dBA que la legislación europea considera el límite a partir del cual hay que empezar a tomar medidas. Por encima de 80 dB los empresarios están obligados a emprender acciones formativas e informativas dirigidas a los trabajadores sobre el riesgo de exposición y la forma de evitarlo, así como poner a su disposición protectores auditivos individuales.

Otro problema a tener en cuenta es el de la reverberación o tiempo que se prolonga el sonido, de la voz por ejemplo, por el reflejo de las ondas sonoras en los techos y paredes del aula. El tiempo de reverberación en un aula debe ser como mucho de 0,6 segundos e inferior para niños con deficiencia auditiva. En las salas de reuniones y cafeterías escolares, el tiempo máximo de reverberación debe ser de menos de 1 segundo.

El Instituto Robert-Sauvé de Salud y Seguridad en el Trabajo (IRSST) ha realizado una experiencia que demuestra que es posible reducir el ruido en la escuela infantil disminuyendo el tiempo de reverberación. La experiencia se ha llevado a cabo en cuarenta aulas de 20 centros escolares de Québec que registraron unos niveles medios de ruido de 74 decibelios en las mediciones realizadas durante dos días. Una firma especializada en acústica y vibraciones, Soft dB, llevó a cabo la colocación de un techo acústico recubriendo el techo ya existente y una banda de paneles absorbentes en la parte superior de las paredes.

La reducción media del ruido en los diferentes en los que se intervino fue de entre 7,5 y 5,9 dbA, lo cual viene a suponer, dado que la escala de medición en decibelios es una escala exponencial logarítmica, una disminución de alrededor de la mitad del nivel sonoro preexistente.

Esta intervención acústica en los centros escolares infantiles no supone elevados costes. La experiencia canadiense ha supuesto un gasto de unos 8.000 euros aproximadamente por aula de infantil.

Fuente: 30/11/2007 – Berta Chulvi – Revista Por Experiencia – ISTAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: